En el primer mes del 2018 fue que se corrió la noticia del primer elemento de seguridad publica asesinado en el estado de Guanajuato, los hechos registrados en el municipio de Salvatierra cuando un comando armado ingreso al hospital general de dicho municipio para dar muerte a un lesionado por arma de fuego, los sicarios irrumpieron las instalaciones donde buscaron a su víctima para darle muerte junto a él se encontraba un policía municipal custodiándolo al cual también atacaron a balazos hasta arrebatarle la vida.

En el mismo de mes de enero en la ciudad de León, un agente ministerial fue muerto a manos del crimen organizado mientras se encontraba realizando una investigación por venta de drogas.

Así mismo el director de la policía municipal de Irapuato, Javier Castañeda fue brutalmente asesinado en la comunidad donde residía cuando se dirigía con su familia, este fue emboscado por sujetos armados que le dieron alcance e hicieron llover una ráfaga de balas sobre la unidad en la que se trasladaba, fue ese mismo día que dos elementos policiacos pertenecientes al municipio de San José Iturbide fueron emboscados mientras realizaban patrullaje de rutina, los delincuentes emparejaron el vehículo en el que viajaban y descargaron sur armas en contra de los servidores públicos.

Ya a finales de mes, dos elementos de las fuerzas de seguridad pública del estado, una mujer y un hombre, identificados como Angélica Herrera y José Ricardo Mosqueda respectivamente, fueron brutalmente asesinados cuando circulaban sobre la vialidad de Lerdo Tejada, fueron emparejados por dos camionetas de las cuales detonaron cuernos de chivo contra la unidad con placas GTO-28-6-A-1 arrebatándoles  así la vida a los agentes estatales.

En Celaya el 29 de Enero un policía municipal fue privado de la vida al interior de su domicilio junto a su pareja en el barrio tierras negras.

En febrero un comandante de la policía municipal  de nombre Santiago Felipe Hernández Campos, de Valle de Santiago, fue atacado  balazos cuando salía de su casa a bordo de su vehículo en el domicilio Maclovio Herrera colonia Francisco Villa.

En el mismo mes, Pedro Galván Meléndez de 54 años de edad comandante de la policía municipal de Celaya fue muerto a plomo mientras circulaba en su bicicleta sobre la calle Sangre de Cristo del mencionado municipio.

Durante el segundo mes del 2018 también fue acribillada una mujer policía de Dolores Hidalgo al interior de un automóvil de su propiedad, la finada correspondía al nombre de Mónica y la mataron cuando circulaba sobre la calle Benjamín Argumedo.

En el mes de Marzo fueron rafagueadas las oficinas de la dirección de tránsito del municipio de Apaseo el Alto donde un agente vial fue alcanzado por las balas perdiendo la vida al instante en el lugar.

 

A final de mes César Mares Soto elemento de las fuerzas de seguridad pública  y quien tenía a su cargo el mando único en el municipio de Salamanca fue perseguido por varios hombres armados cuando salía de su jornada laboral perdiendo el control de su vehículo sobre la carretera 45 fue ahí que le dispararon sin piedad, era originario de la capital.

Un día después y primero de abril dos elementos también pertenecientes a la FSPE fueron agredidos en Salamanca, uno murió y otro quedo herido.

En Salamanca  también en abril encontraron muerto a un policía municipal muerto dentro de su domicilio en el fraccionamiento Haciendas de Salvatierra, presentaba varios impactos de bala.

En Mayo fue encontrado muerto un comandante de la policía municipal de Valle de Santiago, el cadáver fue arrojado a un sembradío, el elemento en vida fue reconocido por ser un elemento destacado dentro de la corporación.

En Irapuato 3 policías fueron emboscados por una tercia de camionetas, los elementos municipales fueron brutalmente asesinados  en la comunidad Tome López quedando como evidencia más de 100 casquillos percutidos sobre el suelo.

En Junio del 2018 sucedió un hecho trágico que conmociono a toda la entidad, 6 tránsitos municipales fueron brutalmente asesinados en la ciudad de Salamanca cuando se encontraban en un operativo de verificación vehicular, los policías viales se encontraban totalmente vulnerados, pues no portaban armamento ni chalecos antibalas cuando fueron asesinados sin compasión por un grupo de delincuentes fuertemente armados.

Finalmente en el mes presente Julio,  un enfrentamiento entre delincuentes armados y elementos de la fuerzas de seguridad pública del estado dejo como saldo 5 personas muertas, 2 presuntos sicarios y tres agentes de la FSPE,  los hechos se dieron sobre la carretera Jerecuaro – Apaseo el Alto cuando los uniformados fueron emboscados por un comando armado cuando se dirigían a atender un reporte de personas lesionadas a consecuencia de una balacera, entre los finados dos hombres y una mujer policía que residía en la ciudad capital.

Con este último suceso se suman a lista un total de 34 elementos policiacos que han sido asesinados por el crimen organizado en lo que va del año en el estado de Guanajuato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here