Fue en el 2016 que la mujer agraviada, quien contaba con 17 años, conoció a Marco Antonio en un centro de rehabilitación de Tlaxcala.
Después el sujeto mantuvo contacto con la joven a través de redes sociales; al percatarse de su vulnerabilidad, comenzó a enamorarla hasta que logró una relación sentimental con ella.
Luego de unos días, el sujeto le manifestó que sus negocios estaban en quiebra y la convenció de ejercer la prostitución para ayudarlo de forma económica.
Después elaboró documentos falsos y la trasladó a diversos lugares como Irapuato, Guanajuato; Guadalajara, Jalisco, Tijuana y Baja California, donde realizaba servicios sexuales y tenía que entregar el dinero de forma íntegra a su explotador.
En julio de 2017, la agraviada denunció esta situación ante el agente del Ministerio Público de Guanajuato, quien obtuvo la orden de aprehensión correspondiente.
Al determinarse que el probable responsable podría encontrarse en territorio poblano, se solicitó la colaboración de la fiscalía.
En atención a la petición, elementos de la Agencia Estatal de Investigación laboraron en su ubicación, logrando su aprehensión; fue entregado a la procuraduría de justicia de Guanajuato para su traslado y orden judicial correspondiente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here