Gaseras contribuyen al origen de la exposición constante a la que están expuestas las familias guanajuatenses pues pese a las condiciones tan precarias en que se hallan los tanques de gas, únicamente se les dan baños de pintura y alguna resanadita para que pasen desapercibido. Tanques en mal estado son re vestidos para seguir utilizándose aún cuando su vida útil ya cumpliera su ciclo.

Debido a esta situación, es que se presentan los constantes casos de fugas en viviendas y negocios, poniendo en peligro latente a nuestras familias y patrimonio.

En Guanajuato capital, son 4 las empresas encargadas de la distribución de este recurso, Gas Butano, Express Nieto, Gas Imperial y Gas Especial, de las cuales, ante estos acontecimientos lo único que recibimos por parte de los empleados y encargados de estas empresas responsables son actitudes negativas y respuestas muy deficientes.

Tras una investigación, encontramos que en el caso de Gas Express Nieto, se pueden observar los tanques  que se encuentran ya para supuesta chatarra, en el fondo de las instalaciones, pues en la poca información que pudimos obtener, aparentemente se almacenan a la espera de que la empresa envíe camiones provenientes de Irapuato para recogerlos y que sean destruidos.

Así mismo podemos observar que los cilindros almacenadores del combustible, son sometidos a pintura para generar una mejor imagen y parezcan más nuevos, situando estos a un costado de la estación de carga, listos para ser rellenados,  a diferencia de los que no están pintados y lucen más desgastados que aún esperan ese baño de pintura para aparentar buen estado.

En cuestión del Gas Butano, simplemente las respuestas ante los cuestionamientos realizados fueron nulas y se nos pidió retirarnos de las instalaciones, lo único que alcanzamos a observar es que efectivamente, se practican actividades de relleno de cilindros que son transportados en automóviles

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here