El matricida fue detenido por la Policía cuando acudió al Hospital Regional a preguntar por la salud de su progenitora, quien ya había fallecido.
Los hechos ocurrieron cuando David Concepción “N” llegó a su domicilio en el Ejido Ceiba primera de este municipio, y le pidió a su progenitora que le diera dinero para comprar cervezas y droga, pues quería seguir la parranda, pero María Reyes León Arellano le dijo que no tenía.
La respuesta que le dio la mujer a su hijo David Concepción le molestó demasiado, a grado tal que empezó a discutir con ella, y de las palabras el sujeto fue a la cocina y tomó un cuchillo, con el que hirió de muerte a su madre en 11 ocasiones.
Ante el drama familiar, vecinos de la ahora fallecida acudieron a su auxilio y la llevaron al Hospital Regional, donde la doctora Minerva Sánchez González, que atendió a la víctima, poco pudo hacer por salvarle la vida, debido a que las heridas que le causó el agresor con el arma blanca le tocó signos vitales que le causaron abundante derramamiento de sangre, y le sobrevino una anemia aguda.
Sin embargo, mientras que la mujer agonizaba, el criminal aún quiso verla, pero fue detenido por la Policía Municipal ante el señalamiento de Francisco Alcudia Bautista, cuñado de la víctima, por lo que fue puesto a disposición del Fiscal del Ministerio Público, para que responda por el homicidio cometido en agravio de su propia madre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here