Cada familia guanajuatense se encuentra en un constante peligro, a causa de las negligencias por parte de las empresas de gas que dejan en nuestras casas, tanques en estados completamente deplorables, que se han convertido en bombas de tiempo,  basta con que pongamos un poco de atención en los cilindros que hay en nuestras casas para poder apreciar los daños como picaduras, óxido, instalaciones deficientes e intentos de reparo y mantenimiento cubiertos únicamente con pintura que buscan dar un mejor aspecto.

Enfrentándonos hasta con 42 casos semanales de reportes por fuga, de los cuales son responsables al menos 4  gaseras que distribuyen este delicado recurso en nuestra capital, que más que contar con una normativa, entre comillas regulada por protección civil,  tendría que exigirse un cumplimiento de la misma pues es inaceptable que estas deficiencias se vean reflejadas en lamentables incidentes como los que sucedieron la semana pasada en donde debido a la explosión de un tanque de gas por fuga, una familia resultara herida y con fuertes pérdidas materiales.

Videos

Lamentablemente como algunas personas lo comentaron, después de niño ahogado se quiere tapar el pozo, por esta razón la población se une en una petición hacia las empresas de gas, así como a las autoridades a encontrar una solución, que se regulen las normas y sean aplicadas pues no queremos tener que lamentar pérdidas humanas si se puede prevenir y cumplir lo que a cada quien le toca para evitar tragedias.

Que los usuarios puedan confiar en que las condiciones en que dejan los cilindros de gas son óptimas para nuestros hogares y familias, que las instalaciones sean adecuadas, que se ponga más atención en las formas incluso de transportar estos contenedores de recurso tan delicado, que autoridades regulen normas y dejemos de encontrar puestos en las calles que exponen a la población.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here