A un día de comenzar la tradicional fiesta de la cueva, el cronista Manuel vidaurri nos habla de esta famosa tradición y la importancia que tiene para los capitalinos, ya que lleva muchos años donde ha pasado de generación en generación.

 

De tal manera que esta fiesta se la debemos al santo patrono de guanuajuato San Ignacio de Loyola ya que es en su representación esta tradición que ha perdurado por tanto tiempo.

 

 A sí mismo el festejo ha tenido siempre el mismo objetivo, dedicárselo completamente a este santo, donde con el tiempo se fue agregando el paseo en el cerro y hasta acampar una noche anterior a la celebración.

Es así que subir a la cueva tiene un valor representativo a este santo, ya que gracias a una serie de sucesos que marcaron la vida de san Ignacio de Loyola, donde se encerró en una cueva en Barcelona la cual es similar a la que existe en los picachos.

La fiesta ha cambiado ya que los tiempos cambian y esta se ha ido adaptando a las circunstancias poniendo más atractivos, para invitar a los capitalinos a festejar y cuidar esta tradición.

 

La preservación de esta fiesta es importante ya que nos recuerda nuestra historia, donde a su vez estas fiestas tradicionales se han convertido en patrimonio cultural del estado

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here