El DIF municipal detecta a más de medio centenar de niños que dejan sus estudios para salir a trabajar a las calles de la capital, su titular Lourdes Escobar apunto que para su detección se han realizado diversos recorridos y dos veces al año se emite un dictamen  para atender a los menores y convencer a sus padres o tutores de incorporarlos al programa de Desarrollo Integran Municipal,  conocido por sus siglas como DIM.

Actualmente se tiene un padrón de 60 becas de 435 mil pesos mensuales, recurso con el cual los pequeños pueden continuar sus estudios y se evita que esos salgan a trabajar o a pedir limosna.

Durante este trabajo  de campo también se ha detectado a niños  que  son originarios de otros municipios como San Miguel de Allende, los cuales son identificados  por  vender   burritos de madera en las calles, en estos casos los menores  son canalizados al DIF estatal en donde son atendidos apunto Escobar Hernández

 

Esto en el marco de la comisión para la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes que sigue analizando la posibilidad de contar con una procuraduría que vele por los derechos de los menores llevando la solicitud a la comisión de hacienda,  esto luego de requerir poco más de un millón de pesos para su implementación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here