Demuestra Carlos Torres, Secretario de Ayuntamiento, el contubernio que existe entre el Gobierno Municipal y la mafia de una familia de comerciantes que ha hecho suya la Plaza Gavira y ahora los respalda para que coloquen unas estructuras metálicas que contaminan visualmente los alrededores del icónico edificio del Mercado Hidalgo y cubriendo a los turistas la fachada de tan majestuosa obra arquitectónica.

Por otra parte, el Secretario, argumentó que se han tenido varias reuniones con los comerciantes semi fijos, la dirección de desarrollo económico y estudiantes de la licenciatura en diseño, con el propósito de dignificar el espacio, buscando uniformidad en los puestos y la creación de un modelo a seguir de estructuras, como las que se observan en dicha plaza a lo que  comentó, no es necesaria la aprobación del INAH, pasando por alto las leyes que protegen el centro histórico de nuestra ciudad.

Respecto al cuestionamiento de una competencia desleal generada por estas acciones, y las cuotas que pagan locatarios del mercado contrapuestas a las de los semi fijos aseguró que paguen lo que paguen unos y otros, Guanajuato es para todos.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here