Con uñas y dientes busca el síndico Ramón Izaguirre defender los 2 años sin resultados que tuvo María Esther Arteaga al frente de la dirección del IMPLAN, argumentando mediante su defensa que únicamente quieren que regrese una directora que nunca hizo nada por Guanajuato ya que mientras estuvo en su puesto se la llevó nadando de muertito.

 

Emilio Arellano Roig y el síndico, dieron a conocerque actualmente el IMPLAN quedó en manos de Jesús Blanco a quien buscan remover para restituir a alguien que le quedó grande el cargo y que no pudo sacar adelante ni el plan de ordenamiento, ni el plan de movilidad, ni ningún otro encargo

 

integrantesde la junta directiva del implan argumentan una remoción de la ex directora con base en los artículos 67 sección tercera de la ley orgánica municipal y el artículo 26,64,68 y 73 de la ley de transparencia estatal, exigiendo la restitución de María Esther quien por indicaciones del secretario de ayuntamiento, ha sido sustituida por Jesús Blanco.

 

Además de amenazar con su salida de la junta del IMPLAN a modo de protesta, estas personalidades estallan y tachan al alcalde Edgar Castro Cerrillo, de poco coordinado y falto de memoria.

 

En sus argumentos claramente dirigidos por un sentimiento de molestia, culminan confirmando que efectivamente los proyectos bajo la tutela de la ex directora no han sido concluidos en ninguno de los casos y lo peor, afirman que la junta aprobó todo lo que ella representaba aún tras las acusaciones de proyectos aprobados de manera ilícita y se deslindan de proyectos que según sus declaraciones deben concretarse por la alcaldía y la Universidad de Guanajuato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here