El 19 de marzo del 2014, en la ciudad de León, fue celebrada la primera unión civil entre dos mujeres, que tuvieron que enfrentar un proceso que tardó más de un año para estar juntas legalmente.

 

El presidente de la asociación Desarrollo Humano y Sexual , Arturo Álvarez, explicó que el respeto es el inicio de la paz en una sociedad, y aunque se ha avanzado, aún falta mucho por dejar de ver el matrimonio entre dos personas del mismo sexo como un estigma.

 

“Ellos buscan la parte legal, porque la parte emocional del amor, de la parte de la fuerza y de la unión ya la tienen, y sólo es reafirmar con un papel el matrimonio y lo que se dice el amor y la unión”, dijo al comentar que muchas parejas que buscan casarse tienen viviendo muchos años pero requieren de certeza legal.

 

Para obtener el amparo o permiso de casarse, estas parejas tienen que enfrentar procesos de dos hasta ocho meses, a fin de realizar un sueño que no debería ser prohibido para nadie, comentó Arturo, quien exhortó a los legisladores a hacer valer la ley y tener el valor para defender este derecho, aunque lamentó que los diputados no quieren o no les conviene trabajar por estos matrimonios.

 

Y mientras a unos les cuesta trabajo casarse, otros prefieren o vivir en unión libre o regresar a la soltería, pues según el Registro Civil en el mismo periodo de 2014 a 2017 los matrimonios han disminuido en 2.9%, mientras que los divorcios se han triplicado de mil 233 en 2014 a 4 mil 186 en 2017.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here