Por: Ana Barrón

 

San Miguel de Allende, Gto.- Priístas siguen abandonado las filas de su partido este fin de semana además del anuncio de la renuncia del senador Miguel Ángel Chico Herrera, el priísta sanmigulense líder agrícola guanajuatense, Ignacio Soto, anunció su separación del partido tricolor.

 

Tal parece que el descontento de algunos priístas guanajuatenses es que no se han tomado en cuenta y menos de 15 días ya son dos militantes sanmiguelenses los que dicen adiós a usted partido y ahora también el senador que por años fue abanderado por este partido, sin embargo la época electoral también es muy dada a que los militantes brinque  de un partido a otro.

 

Fue hace dos días cuando el senador Miguel Ángel Chico Herrera dio a conocer su separación del PRI después de 40 años de militancia, nada más y nada menos que para sumarse a las filas de Morena, es decir al proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

 

Chico Herrera se había ya quejado del maltrato y del desaseo con el que se llevó a cabo el proceso interno al PRI para elegir el candidato al gobierno de Guanajuato, que finalmente la dirigencia nacional del tricolor dio al también senador priísta Gerardo Sánchez.

 

El primer priísta sanmigulense en decir adiós al PRI después de una década fue Ricardo Ferro quien además era el actual dirigente municipal, quien también dijo que su decisión se basó en que su partido no lo tomo en cuenta y que no estaba de acuerdo en la forma en cómo se había decidido llevar la contienda electoral en el estado.

 

Y ayer por la tarde Ignacio Soto Gutiérrez coincidió también en el desacuerdo y presentó su renuncia después de 15 años de militancia, pues señala que desde hace años, el Partido (PRI) se cerró a sus militantes. En los espacios de participación se han puesto candados y justificaciones que solo han servido como botines políticos para premiar el servilismo y los acomodos de intereses de grupos que toman el poder o donde parece que se trafican influencias.

 

Agrego que el PRI pregona que sus mejores hombres y mujeres ocupan puestos de representación públicos y los valores  y los esfuerzos sólo se miden en cuanto a lealtades y no al servicio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here