Culpa el gobernador del estado, miguel Márquez Márquez , a la SEDATU, por el retraso existente en la aplicación de los recursos del impuesto minero a las 13 comunidades beneficiadas de la capital, una bolsa que supera ya los 30 millones de pesos y que se ha juntado desde el  2014, al día de hoy el gobierno estatal no ha hecho válido un solo peso en obras, quedando hasta el momento todo en meras promesas.

Comento que los proyectos ya están listos y preparados para ser usados, los mismos son mayormente la pavimentación de los caminos de acceso a las comunidades, algo que se les viene prometiendo desde hace dos años por parte de la administración estatal pero no han aplicado un solo peso, a diferencia del municipio que con la electrificación y la puesta de alumbrado público en estas comunidades.

 

Por otro lado, el mandatario estatal cenegó a hablar acerca del paro de labores que realizaron 70 policías municipales de Celaya, exigiendo la cabeza de su director, por lo que el secretario de gobierno, Gustavo Rodríguez junquera, informo que la seguridad de Celaya no quedara vulnerada con este paro ya que se apoyara con elementos de las fuerzas de seguridad del estado y con policía militar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here