Por: Ana Barrón

Luego de casi 10 meses de la balacera que se registro en una finca de la comunidad extensión de cieneguita, donde fallecieron los tres niños Luna, el pasado 14 de enero, hoy pudimos constatar que la propiedad que había sido clausurada por la investigación que aclararía la forma en que fallecieron los tres menores, ha sido nuevamente abierta.

 

Hemos de recordar que aquella noche del mes de enero de este mismo año un enfrentamiento entre presuntos criminales y ministeriales envolvió el misterio y desgracia que se sacudió a la familia luna y al municipio, pues además de la muerte de los niños el padre era acusado de asesinarlos, y lo que la sociedad considero una injusticia movilizo a miles de personas, que marcharon y alzaron la voz pidiendo justicia.

 

Ocho meses después, la resolución del caso sacudió de nuevo a la sociedad, pues el padre de los menores confesó haber sido él, quien termino con la vida de los pequeños, motivado por el miedo y pánico de que pudieran caer en manos de criminales y fueran torturados o usados por el crimen organizado.

 

Y aunque la finca estuvo resguardada por meses por policías y una vez que acabo el juicio la presencia policiaca desapareció pero, los sellos continuaban y este día al parecer  ya pudieron ingresar los propietarios al lugar, después de meses que pedían les permitieran entrar para cuidar de plantas y animales que tenían  en el sitio, ya que se pudo observar la puerta abierta y personas dentro de esta casa, lo que podría marcar por fin el cierre de esta historia que conmocionó al país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here