No podía faltar la violencia contra las mujeres antes y durante de las campañas electorales y es que los casos por discriminación de género y agresión en contra de ellas cuando se han postulado como candidatas para algún puesto de elección popular o participan activamente dentro de la política, han sido recurrentes y así lo ha manifestado la consejera vocal del IEEG.

No se hable ya de los homicidios, en donde a nivel nacional,  hasta ahora se suman 17 candidatas a las más de 100 personas asesinadas en lo que va del proceso electoral.

Simplemente por mencionar el caso más reciente del pasado 1 de junio en  el distrito 2 de Huachinango, en Puebla, en donde fueron asesinadas Erika Cázares Acosta regidora dentro del municipio y Juana Iráis Maldonado Infante, candidata a diputada local del distrito.

 

En el caso del estado de Guanajuato no faltan los casos como el de Rocío de la Paz Ortiz Alba candidata a diputada local por movimiento ciudadano, a quienes se descalificó  y se le denominó como “Prostituta Política”, por parte de grupos feministas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here